En El Verdugo la pulseamos por los que la pulsean: